• Somos una empresa local desde nuestros inicios, hace décadas. Así que todo lo que podemos hacer, lo hacemos en casa, internamente. Ideamos, diseñamos, prototipamos, tejemos, laminamos, cortamos, imprimimos, cosemos, fabricamos y empaquetamos en nuestra fábrica en Arenys de Munt. Y lo que no podemos hacer, lo buscamos en fabricantes locales cercanos que comparten los mismos valores que nosotros. Así que si eliges Arpe, estás apostando por 20 pequeños humanos y una fuerte red de colaboradores locales.

    Somos artesanos 2.0

    Queremos que nuestros productos estén íntimamente conectados con el lugar, el origen y las personas que que hay detrás de ellos. Por eso hacemos las cosas nosotros mismos, con nuestras propias manos. Somos artesanos de pies a cabeza y cada producto está creado con mucho cuidado y amor por nuestro equipo. Mientras una corta la tela, la otra imprime el diseño y la siguiente cose los bordes. Una combinación de trabajo manual y en equipo que hace que cada producto sea único e imperfecto, como ningún otro.

    Nos importa el impacto de nuestras acciones

    Ser sostenible no debería ni cuestionarse. Todos nuestros productos están ecodiseñados bajo los criterios de la economía circular y con energía 100% renovable (de hecho, ¡acabamos de instalar paneles solares en nuestra fábrica!). Buscamos las medidas más óptimas y cortamos el tejido acorde para generar la menor cantidad de residuos. También nos aseguramos de que nuestros productos sean reciclados y reciclables, la mayoría siendo monomateriales, para hacerlo más fácil. Y tratamos nuestro packaging de la misma manera: cuanto menos cantidad y más reciclado, mejor.
    • Nuestros productos están fabricados con tejido de hilo de poliéster procedente de botellas rPET post-consumo. Sí, utilizar materiales sintéticos y reciclados es una decisión propia. Como seres humanos, estamos constantemente produciendo y utilizando nuevos recursos, creando una cantidad increíble de residuos. Residuos que, o bien se incineran, o bien se quedan en la Tierra con nosotros, contaminando muchísimo en ambos casos. Así que nosotros hemos decidido no formar parte de esto. Hemos decidido utilizar los residuos ya existentes y darles una segunda vida. ¿Cómo? Las botellas de plástico se funden para crear un tejido de microfibra súper suave, también llamado hilo de poliéster, que luego se tejen en grandes piezas de tela. Fácil.
      Profundiza en nuestros materiales 

    Medimos nuestra huella de carbono

    Queremos ser mejores cada día, para nosotros y para el planeta. Por eso hemos medido la huella de carbono de nuestro producto estrella, la toalla de microfibra, y de toda nuestra empresa. De este modo, primero podemos reducir lo que emitimos y luego compensar lo que no podemos reducir. Y después de años implicados en la sostenibilidad, estamos muy orgullosos de lo que hemos conseguido y sabemos que estamos en el camino correcto para llegar a ser una empresa cero-emisiones-netas.
    Análisis del ciclo de vida de nuestras toallas